Volver al listado de dispositivos

Reparar iPhone | Servicio Técnico Apple

Consultar modelo

¿Quieres saber el modelo de tu producto Apple?

Si tienes un equipo o dispositivo Apple y no sabes cuál es el modelo, puedes consultarlo a través del siguiente enlace:

SERVICIO TÉCNICO PARA IPHONE

Servicio Técnico Apple te ofrece la mejor solución para tu dispositivo iPhone si se encuentra en alguna de las siguientes situaciones:

El iPhone no se enciende o ha dejado de funcionar.
No es común que el iPhone deje de funcionar sin motivo aparente. Normalmente suele ocurrir este tipo de situaciones cuando el iPhone se cae al suelo o cuando se moja, o incluso cuando la batería deja de cargar porque está dañada. Si no consigues encenderlo también puede deberse a que el botón de encendido esté estropeado y por eso no puedas activar el terminal. Nuestros técnicos dentro de nuestro Servicio Técnico Apple pueden detectar cual es el fallo que no permite que iPhone se encienda. Si ha dejado de funcionar de forma repentina o lo hace de forma aleatoria, el problema podría estar en la placa. Para poder diagnosticarlo, puedes traer tu iPhone a nuestro Servicio Técnico.

El iPhone no carga.
Todos los iPhone cargan a través de sus conectores Lightning o conectores Dock, según el modelo de iPhone. Si el cargador está estropeado o hace mal contacto lo más recomendable es comprar uno nuevo para evitar dañar el iPhone. Si lo que ocasiona el problema es el iPhone en sí, puede deberse a un fallo en la ranura de conexión o en la batería. Si notas que tu iPhone se gasta muy rápido, se reinicia sólo o se apaga sin motivo, o al porcentaje de carga varía; es muy probable que la batería tenga que ser cambiada. No es recomendable conservar un iPhone con batería en mal estado ya que esto podría afectar al resto de componentes.

El iPhone se mueve solo.
No es un problema muy común pero puede suceder, en la mayoría de las ocasiones el usuario siente como si su iPhone se hubiera vuelto loco o funcionase el solo. La pantalla empieza a moverse, se abren y cierran aplicaciones, se abre el teclado y las teclas se pulsan solas, el escritorio se desplaza continuamente…Todo ello son consecuencias de que algún componente está fallando. Los casos más comunes suelen ser estos dos siguientes: el botón Home del iPhone está atascado o roto y se queda pulsado automáticamente; o el LCD o el Cristal están dañados y por eso la pantalla actúa por sí sola.

El iPhone no me deja realizar llamadas.
Pese a que iPhone es un dispositivo que nos permite usar aplicaciones, navegar por Internet, realizar fotos y vídeos; su función esencial es realizar llamadas ya que al fin y al cabo, es un teléfono. A la hora de realizar llamadas pueden aparecer varios problemas derivados de fallos o daños en el iPhone. Si tu iPhone no reconoce la tarjeta SIM o se te ha quedado atascada es probable que esta ranura esté dañada. Si cuando realizas una llamada no puedes escuchar a la otra persona lo más probable es que el auricular sufra algún daño. En el caso contrario, cuando la otra persona no te escucha, será problema del micrófono del iPhone que no registra bien el sonido.

El iPhone se ha caído al suelo o se ha dado un golpe.
iPhone es un dispositivo fabricado con componentes de gran calidad ensamblados de forma compacta lo que le ofrecen al terminal un acabado muy fino y elegante. Pese a ello, iPhone es al fin y al cabo, un dispositivo electrónico delicado ya que posee un cristal que ofrece gran calidad pero que no es resistente a los golpes fuertes. Si se te ha caído al suelo el iPhone o se ha dado un golpe es probable que la pantalla o el LCD hayan sufrido daños. También la carcasa puede sufrir daños y quedar abollada. Pero tras un golpe, sobre todo de gran magnitud, debemos tener presente que esto ha podido afectar internamente al iPhone y es posible que se den fallos en el mismo a raíz del golpe. Si te encuentras en esta situación, lo mejor es llevarlo a un Servicio Técnico para revisar si hay algún daño interno que provoque el mal funcionamiento.

El iPhone se ha mojado o se ha vertido líquido sobre él.
La filtración de líquido es uno de los problemas más peligrosos a los que se puede enfrentar un iPhone, ya que los componentes internos no están diseñados para resistir esta clase de filtraciones. Si llevas tu iPhone a la playa o la piscina, debes tener cuidado con él ya que en caso de que se moje, se pueden producir daños irreversibles. El efecto final de la filtración de agua es poco predecible, ya que hay ocasiones en las que no se llega a producir apenas daño y otras veces dicho líquido inunda los componentes internos y corroe las piezas dejándolas inutilizables. La mejor solución es llevar tu iPhone a un Servicio Técnico cuanto antes si se te ha mojado, ya que si se ha filtrado líquido, los técnicos pueden detectarlo a tiempo y comprobar si se puede salvar el terminal o alguna de sus piezas.

El iPhone se ha quedado bloqueado.
Hay ocasiones en las que el iPhone está en buenas condiciones sin ningún componente dañado pero sin embargo se queda como bloqueado o “colgado”. Lo primero que debes hacer es intentar reiniciarlo. Si no lo consigues, es posible que el iPhone se quede bloqueado por un fallo en la actualización del sistema operativo o porque alguna aplicación no responda correctamente. En estos casos nuestros técnicos podrán ayudarte a determinar si es un tema de software o se trata de algún componente dañado. 

Si crees que tu iPhone podría sufrir alguno de estos problemas, o necesitas ayuda para cualquier otro daño o mal funcionamiento en tu iPhone, en Servicio Técnico Apple podemos ayudarte a buscar una solución. Ven a nuestro Servicio Técnico y nuestros técnicos se encargarán de revisar cualquier problema de tu dispositivo. Para consultar dónde se encuentra tu tienda más cercana puedes acceder a nuestra sección de sedes.